Pasar al contenido principal

Receta de salsa barbacoa: cómo preparar la mejor salsa para tus carnes

Receta de salsa barbacoa: cómo preparar la mejor salsa para tus carnes

La receta de la salsa barbacoa es sin duda alguna un clásico en las parrillas, por ser exquisita y muy fácil de preparar. Y en esta ocasión, vamos a conocer un par de versiones de esta deliciosa salsa que resalta el sabor ahumado de tus alimentos.

Por lo general, las versiones de salsa barbacoa comercial son una de las más populares, ya que son bastante prácticas. Sin embargo, las recetas caseras tienen mayores puntos a favor en cuanto a la variedad de ingredientes que pueden agregarse para personalizarlas.

Algunas versiones incluyen vegetales como una forma de resaltar el sabor de determinadas carnes. Y hay personas que prefieren que su sabor final sea un poco más ácido o dulce, dependiendo de los gustos.

Es una salsa que suele tener un toque dulzón. Y la cremosa consistencia que posee es ideal para las carnes a la parrilla, marinar costillas de cerdo o incluso preparar una pizza con una salsa BBQ. Las hamburguesas con salsa barbacoa también son deliciosas.

Los amantes de esta salsa saben que es la mejor opción para acompañar un buen solomillo a la barbacoa o patatas salteadas. También es una maravillosa opción para fusionar sabores como la combinación de salsa barbacoa y pasta a la boloñesa.

Así que si eres un fanático de la parrilla, no puedes dejar de lado esta clásica salsa que es deliciosa en cualquiera de sus versiones.

Receta salsa barbacoa

Cómo preparar la receta de salsa barbacoa

Si eres disfrutas de las preparaciones de carnes y todo tipo de platillos a la parrilla, entonces necesitas conocer estas dos versiones de la receta de salsa barbacoa que van muy bien para sazonar carne de res, pollo e incluso verduras y vegetales.

1. Salsa barbacoa clásica

Esta receta de salsa barbacoa es la versión más clásica que va perfecta con todo tipo de carnes, y también es una de las más sencillas de preparar.

Ingredientes:

  • 1 cebolla.
  • 1 cda de pimentón dulce.
  • 2 cdas de azúcar moreno.
  • 2 cda de mostaza en grano.
  • 3 cdas de salsa de tomate.
  • 2 cdas de miel.
  • 4 cdas de vinagre.
  • 1 cda de salsa de soja.
  • 1 c/s de salsa de soja.
  • 1 cda de aceite de oliva.
  • Salsa tabasco.
  • 1 cda de pimienta negra molida.
  • Sal.

Preparación:

1. Lava muy ben las cebollas y pícala en trocitos pequeños.

2. Echa la cebolla en una sartén con el aciete de oliva y la sal. Cocina a fuego bajo por unos 10 minutos hasta que se ablande.

3. Agrega el azúcar moreno y remueve hasta que caramelice.

4. Una vez la cebolla esté caramelizada (sin que se queme), incorpora la salsa de tomate y cocina a fuego medio por un par de minutos.

5. Agrega el resto de los ingredientes y baja el fuego, removiendo sin dejar de cocinar por 5 minutos.

6. Prueba para rectificar que esté en su punto antes de retirar del fuego.

Puedes servir esta salsa de inmediato o utilizarla para los vegetales y carnes que vas a preparar. Aunque su sabor resalta mucho más a temperatura ambiente, pero es cuestión de gustos.

2. Salsa barbacoa con vegetales

Si quieres que tu salsa barbacoa gane más sabor, puedes añadir vegetales a tu preparación. Esta versión resulta ideal para realzar el toque de sazón de las carnes a la parrilla.

Ingredientes:

  • 2 cdas de azúcar.
  • 2 cebollas medianas.
  • 1 cda de pimentón dulce picado.
  • 2 cdas de salsa inglesa.
  • ½ cda de pimienta negra.
  • 2 das de salsa de tomate.
  • 1 cda de salsa de soja.
  • 1 cda de mostaza.
  • 2 cdas de miel.
  • 4 cdas de vinagre.
  • 1 cda de aceite de oliva.
  • ¼ de taza de agua.
  • Sal al gusto.

Preparación:

1. Lava bien todos los vegetales y corta primero la cebolla en pequeños cuadritos.

2. Calienta una sartén con aceite de oliva, y sofríe las cebollas junto con el azúcar y la sal hasta que caramelicen.

3. Cuando la cebolla haya ablandado y caramelizada, procede a añadir la salsa de soja junto con la de tomate, la de soja, la miel, el pimentón y la pimienta negra. Remueve todo muy bien hasta que los ingredientes estén integrados.

4. Agrega un chorrito de agua para que la consistencia no quede tan espesa.

5. Tapa la sartén y cocina por 5 minutos a fuego medio.

6. Retira del fugo y espera a que la salsa enfríe.

7. ¡Y ya puedes utilizar la salsa para sazonar tus carnes!

Si lo deseas, puedes probar preparando tus propias versiones de salsa BBQ y crear deliciosas recetas que sorprendan a tus invitados. También es posible guardar cualquiera de estas salsas en un recipiente hermético donde se conservarán perfectas por un par de días, y así tengas una salsa barbacoa a la mano la próxima vez que vengan tus invitados.

 

 

 

Reseñas de Google